Es sobre creer

Leon Fontaine Entregate

Porque todo el que ha nacido de Dios vence al mundo. Esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe. 1 Juan 5:4 

Los cristianos tienen la costumbre de hacer la Palabra de Dios religiosa. La relegamos a un montón de reglas y regulaciones, cosas para hacer y no hacer. El problema es que cuando nos limitamos de esta manera, nos despojamos de su increíble poder para transformar nuestras vidas.

La Palabra de Dios es poderosa. Contiene verdades que tienen el poder de cambiar el curso de su vida. La fe en la Palabra de Dios es lo que trae las promesas de Dios a su vida. Esta fe le da la victoria sobre subidas y bajadas emocionales, problemas de relaciones, problemas financieros, sobre la enfermedad y todo lo que se le presente.

La fe en su Palabra puede ayudarle a superar problemas en cada uno de los tres reinos: el espiritual, mental y físico.

El problema es que tenemos que volver a lo básico cuando se trata de la Palabra de Dios. Usted ve, la palabra “fe” no es una palabra religiosa sin sentido práctico. La fe es una palabra muy práctica. Es una palabra de acción. Para simplificarlo, la fe simplemente significa creer.

En otras palabras, el versículo de hoy está diciendo que si usted cree, ¡va a vencer al mundo! Y no se trata simplemente de superar las crisis. La fe no es algo que usted saca de su bolsillo trasero cuando tiene una emergencia. Es un modo de vida. Incluso si su vida va bastante bien, ¡tiene que ejercer fe para alcanzar el siguiente nivel!

¿A dónde quiere llegar en la vida? ¿Qué quiere superar? ¿Qué quiere lograr? Usted necesita ejercitar la fe, que es solo creer en lo que Dios dice para llegar a la meta.