Hágalo de forma positiva

Leon Fontaine Entregate

Y así como sabemos que Dios oye nuestras oraciones, también sabemos que ya tenemos lo que le hemos pedido. 1 Juan 5:15 (DHH)

Ayer hablamos sobre la importancia de hablar en tiempo presente cuando se reclaman las promesas de Dios para su vida. Su corazón funciona en el presente, no en el pasado ni en el futuro. Funciona cuando usted dice que está sano, no que lo estará. En lugar de decir que saldrá de la deuda un día, diga que ahora está libre de deudas. Y en vez de decir que usted va a ser feliz o estar en paz algún día, diga que está lleno de la paz y la alegría de Jesús ahora mismo.

Aquí hay otra cosa que debe tener en cuenta al declarar sobre su vida:

Hable positivamente.

Todas las promesas de Dios son positivas y alentadoras para usted, por lo que su discurso también debe ser positivo. ¡Usted no puede encontrar soluciones cuando habla de lo que está mal! Y cuando sueñe con el futuro, hágalo de forma positiva. Dios no quiere que usted sueñe con cosas que son malas para usted. Es por esto que Jesús dijo que incluso pensar en cometer un pecado es pecado porque puede lastimarlo. Soñar con cosas equivocadas siembra deseos erróneos y hace que usted vaya tras esos deseos.

Cuando usted comienza a hablar más positivamente, su imagen cambia. Usted comienza a ver las facturas pagadas, una buena casa, un fondo universitario para sus hijos. Usted se ve sano y disfrutando de la vida.

Aun habrá problemas con los que usted tendrá que lidiar. Todos los tenemos. Pero si usted declara positivamente sobre su vida, compondrá o magnificará lo positivo. Usted estará trabajando con el Espíritu Santo para crear un futuro positivo y lleno de esperanza.