Las Emociones Siguen el Enfoque

Leon Fontaine Entregate

Repite siempre lo que dice el libro de la ley de Dios, y medita en él de día y de noche, para que hagas siempre lo que éste ordena. Así todo lo que hagas te saldrá bien. Josué 1:8 (DHH)

Si usted eligiera a una persona que es parte de su vida (puede ser un padre, un amigo o su cónyuge) y tratara de concentrarse en todas sus faltas durante una semana, ¿qué cree que sucedería al final de la semana? ¿Aumentará o disminuirá su amor y respeto por ellos?

Su enfoque afecta sus sentimientos. Si usted se enfoca en todo lo que le molesta de alguien, terminará frustrado y enojado. Sus sentimientos hacia alguien mejoran cuando usted se concentras en lo que ama de ellos.

¿Alguna vez reacciona con decisiones basadas en sus sentimientos, cuando todo lo que realmente necesita es un ajuste en su enfoque? La forma en que se siente al final del día no está determinado por lo que sucede sino por el enfoque que usted ha elegido. Y nadie puede hacerle sentir nada a menos que usted se lo permita. Usted no es una víctima; usted elige si permitirá o no que alguien afecte sus sentimientos al elegir sus pensamientos.

Por esta razón, Dios le dijo a Josué que meditara en Su Palabra de día y de noche. Cuando usted piensa en la Palabra de Dios, comienza a ver la perspectiva de Dios y puede elegir enfocarse en ella. En lugar de concentrarse en lo negativo, usted está lleno de esperanza y optimismo. A esto siguen sentimientos de gratitud, paz y alegría, no necesariamente porque algo haya cambiado en sus circunstancias, sino porque usted ha elegido el enfoque correcto.